Se encuentra usted aquí

Acerca del masaje californiano

Video de Marcelo Bartrolí, cofundandor de la escuela Oasis, junto con Ingrid May, en Buenos Aires (Argentina) a principios de los años 90, (muy redomendable, resume perfectamente la finalidad, la filosofia de este tipo de masaje).

https://www.youtube.com/watch?v=SyOdr5DGbAY

Este tipo de masaje nació en el Instituto Esalen (Big Sur, California) en los años sesenta. Esta fue una comunidad fundada por personas con una trayectoria muy diversa, la mayoría de ellas después de haber pasado largas temporadas en lugares como la India, Tailandia, Tibet, etc. Esta comunidad sigue viva hoy en día y de ella han salido cosas tan interesantes como el masaje californiano, el masaje Rolfing, los cinco ritmos de Gabriel Roth, una potente escuela de yoga, etc., sin olvidarnos que fue la cuna de la Gestalt. Todas estas disciplinas tienen raíces comunes y comparten la misma esencia.

El masaje californiano nació como una mezcla de técnicas de masaje con orígenes en el masaje ayurveda, tailandés, hawaiano, la movilización visceral, los hamacados armónicos y la terapia cráneo sacral, en los que prima entender a la persona como un todo. Es un masaje holístico.

El Masaje Californiano tiene su base en los movimientos largos que envuelven el cuerpo entero como si fuera una caricia o una ola, y una gran combinación de manipulaciones, torsiones, amasamientos, elongaciones, tracciones, hamacados……..

El masaje californiano tiene una finalidad muy restaurativa y liberadora, siendo a la vez muy profundo e intenso. El objetivo primordial del masaje californiano es lograr que la persona desconecte de su vida diaria y que entre en un estado de profunda relajación. Esto se consigue con un profundo trabajo físico, con   movimientos largos,  pausados y muy armónicos, con un ritmo bastante lento y con una presión bastante constante.

El trabajo se realiza en camilla, con una mezcla de aceite y crema de masaje, y se trabaja todo el cuerpo.

Es un tipo de masaje relativamente fácil de aprender y de practicar, no exige unos conocimientos muy fuertes de anatomía. La anatomía necesaria la estudiaremos a lo largo de los talleres.